Tratamiento con radiofrecuencia

El tratamiento con radiofrecuencia se lleva a cabo en casos de ronquidos y en pacientes que sufren obstrucción nasal crónica.

  • En el caso del niño, está indicado cuando tiene ronquidos a causa de tener las amígdalas excesivamente grandes. En algunos casos será posible reducirlas con láser y, en otros, con radiofrecuencia (ver apartados de amígdalas, tratamiento con láser y adenoides).
  • En el caso del adulto, este tratamiento está indicado cuando sufre ronquido debido a unas amígdalas excesivamente grandes.

¿Cuál es la causa de los ronquidos?
La aparición de los ronquidos se produce cuando el tejido blando que se encuentra en la vía aérea se relaja durante el sueño y vibra.

En muchos casos los ronquidos están provocados por un aumento del paladar blando y la úvula al final de la boca, aunque la lengua, vegetaciones, amígdalas y las vías nasales congestionadas también pueden contribuir al sonido. Por lo que respecta al nivel del ronquido, hay que tener en cuenta que puede agravarse por el exceso de peso, consumo de alcohol o tabaco.

¿El ronquido perjudica a mi salud?
Hay casos en los que el ronquido puede ser una señal de apnea obstructiva. Esto supone un trastorno importante en el cual la persona detiene la respiración varias veces en una hora durante el sueño. Para determinar si usted es un "simple roncador" o si sufre algún trastorno de respiración más serio, su médico procederá a realizarle un examen completo. Todas estas condiciones pueden tratarse con facilidad: el ronquido simple a través de Radiofrecuencia y la apnea obstructiva con una variedad de tratamientos distintos.

¿Cómo investigará mi médico el ronquido?
Si usted se ha planteado tratar su ronquido, primero es imprescindible descartar la apnea obstructiva. Para ello, se realizará un examen muy cuidado de su historial médico con el fin de evaluar su ronquido y patrones respiratorios. A partir de un test bajo vigilancia médica durante una noche, su doctor podrá comentar las alternativas de diagnóstico disponibles y le recomendará el test.

¿Qué es y en qué consiste la radiofrecuencia?
La Radiofrecuencia usa la energía a baja potencia y baja temperatura para así poder tratar una zona de la úvula o paladar blando bien definida. Este procedimiento se lleva a cabo en la propia consulta del médico mediante anestesia local y suele durar menos de media hora. La energía de la radiofrecuencia se envía por debajo de la superficie del paladar blando, a la llamada mucosa. El tejido tratado se calienta hasta el punto de crear una zona de coagulación. Así pues, durante las siguientes cuatro a seis semanas, el tejido tratado desaparece del cuerpo de forma natural y se reduce el volumen, fortaleciendo así la zona responsable del ronquido.

La energía por radiofrecuencia se envía por debajo de la superfície del paladar blando

La energía por radiofrecuencia se envía
por debajo de la superfície del paladar blando

El tejido tratado se calienta lo suficiente para crear una zona de coagulación

El tejido tratado se calienta lo suficiente
para crear una zona de coagulación

Tras las siguientes cuatro a seis semanas, el tejido tratado disminuye y se refuerza

Tras las siguientes cuatro a seis semanas,
el tejido tratado disminuye y se refuerza

Hay casos en los que puede surgir inflamación o alguna incomodidad durante los días siguientes al procedimiento. Como si se tratara de un resfriado. Durante el próximo mes ya debería notar una mejora notable en su ronquido. En función del nivel de ronquido, puede ser necesaria la repetición del dicho procedimiento.

La radiofrecuencia no causa dolor y permite una recuperación rápida debido a que la delicada línea del paladar está protegida.

¿Es usted apto para la radiofrecuencia?
Si ronca usted de forma regular y ruidosamente sin sufrir ningún tipo de trastorno en la respiración, entonces la radiofrecuencia puede ser su solución. Antes de nada, su médico tendrá que evaluar y determinar su situación, y valorar si es candidato.

¿Cómo se tratará su ronquido?
Todas las opciones no quirúrgicas incluyen una pérdida de peso además de otras modificaciones en el estilo de vida. También pueden exigir la utilización de un sistema oral para reposicionar la mandíbula mientas duerme.

Existe un gran abanico de cirugías tradicionales que reducen el exceso de tejido.

Ahora también hay un nuevo tratamiento revolucionario. La radiofrecuencia reduce suavemente y refuerza los tejidos del paladar blando y la úvula. Lo hace sin el dolor asociado a las cirugías convencionales y asistida por láser.