Estudio anatómico y funcional del corazón

La Hemodinámica y la Cardiología Intervencionista permiten el estudio anatómico y funcional del corazón mediante la introducción de catéteres en el cuerpo para conocer el estado de las arterias coronarias. También aporta información sobre las válvulas y permite detectar malformaciones del corazón. Asimismo, posibilita la colocación de dispositivos intracoronarios y la realización de valvuloplastias para la resolución de problemas coronarios y valvulares, respectivamente.

Concretamente, el cateterismo cardíaco permite diagnosticar con precisión la enfermedad de las arterias del corazón. Determina las obstrucciones significativas o completas, y sirve para determinar la extensión y la gravedad de la enfermedad. De este modo, la información que aporta esta prueba es fundamental para comprender la importancia de la enfermedad del corazón y permite decidir el tratamiento más adecuado al problema concreto de cada paciente.

La aparición de nuevos dispositivos, en especial el stent coronario (el stent es una malla metálica que va montada sobre un pequeño balón, y que se introduce en la arteria del corazón a través de un catéter similar al empleado para el cateterismo diagnóstico), permiten tratar, cuando es posible, a muchos pacientes de una forma también eficaz, pero menos agresiva y mucho más cómoda que la cirugía cardíaca de Bypass.