¿Cómo se realiza la Biopsia del Ganglio Linfático Centinela (BGLC)?

Para realizar la Biopsia del Ganglio Linfático Centinela (BGLC), la paciente debe dirigirse, antes de la operación, al Servicio de Medicina Nuclear de Centro Médico Teknon dónde le inyectaran una sustancia radioactiva alrededor del tumor. Esta sustancia recorre el circuito que seguirían las células tumorales hacia los ganglios axilares.

Para identificar el Ganglio Linfático Centinela (GLC) en el quirófano, el especialista utiliza un aparato que detecta la radioactividad (el ganglio de máxima radioactividad es el ganglio centinela). Una vez extirpado él o los ganglios en el quirófano, se comprueba intraoperatoriamente a través de un estudio anatomopatológico si éstos tienen células tumorales. Si en este primer análisis, el Ganglio Linfático Centinela (GLC) diera positivo, se realizaría una disección axilar completa. En caso negativo, se evitaría extirpar en su totalidad los ganglios axilares, evitando así, los efectos secundarios que ello puede comportar.

  • ¿Qué beneficios comporta realizar esta biopsia?

La Biopsia del Ganglio Linfático Centinela (BGLC) comporta diferentes beneficios sobre el vaciamiento axilar convencional. El más destacado es la reducción de la incidencia de linfedema (edema del brazo) así como la disminución de las complicaciones quirúrgicas.

  • ¿Cuándo se realiza el estudio anatomo-patológico?

En la Biopsia del Ganglio Linfático Centinela (BGLC), el estudio anatomo-patológico se realiza a posteriori para poder realizar un estudio completo. La finalidad de este estudio es descartar posibles micrometástasis en casos en que el estudio convencional haya dado negativo.

La técnica del "Ganglio Centinela" no puede realizarse en caso de pacientes con lesiones mamarias multicéntricas o con tumores de gran tamaño.