Adenoides

Adenoides

Las adenoides, también llamadas vegetaciones, son un tejido que aparece y se desarrolla detrás de la nariz los niños, en la zona de transición con la garganta. Por este motivo, su agrandamiento causa un bloqueo o interrupción parcial o total del aire que respiramos por la nariz y provoca complicaciones a la hora de respirar.

¿Cuáles son los síntomas que producen?

Es muy frecuente que las adenoides crezcan de forma excesiva en los niños, sobre todo entre el primer y séptimo año de vida. Cuando ocurre, diremos que se trata de hipertrofia adenoidal, es decir, un agrandamiento excesivo de las adenoides o vegetaciones que producirán los síntomas siguientes:

  • Dificultad para respirar por la nariz. El niño respirará por la boca, que en la mayoría de los casos estará abierta, por lo que adoptará una cara o facies característica.
  • Ronquido durante el sueño, incluso a veces con paradas respiratorias o apneas.
  • Catarros nasales, con moco frecuente en la nariz.
  • A veces, puede aparecer otitis aguda de repetición.
  • También puede ocasionar un retraso esquelético y del peso del niño.

¿Cómo se tratan las adenoides?

El agrandamiento o hipertrofia de las vegetaciones debe tratarse mediante su extirpación. Dicha extirpación se llevará a cabo mediante una anestesia general corta de aproximadamente 10 minutos. Suele ser un procedimiento ambulatorio, de modo que es posible que el niño regrese a las pocas horas de la intervención.

En algunos casos, la intervención va acompañada de la colocación de tubos de ventilación en los oídos, y/o de reducción o extirpación de las amígdalas.