El Servicio de Hospitalización Pediátrica atiende a los pacientes que requieran ingreso, procedentes del Servicio de Urgencias, a los remitidos por pediatras externos y del campus, así como por los diferentes especialistas.

El servicio está formado por un equipo pediatras y un equipo de enfermería especializada,  apoyado por los diferentes especialistas pediátricos y con el soporte de todos los servicios diagnósticos del centro, a fin de conseguir una asistencia integral y de calidad.