El Servicio de Urgencias Pediátricas atiende a los pacientes pediátricos desde los 0 a los 16 años. Se encuentra integrado en el área general de Urgencias del centro. Dispone del equipamiento e instalaciones adecuadas a la edad del paciente, con un acceso propio y diferenciado de los pacientes adultos y salas de espera adaptadas al paciente pediátrico.

El servicio está formado por un equipo de pediatras, neonatólogos, cirujanos y traumatólogos, apoyados por un equipo de enfermería especializado y personal administrativo las 24 horas del día, todos los días del año.

Para entender mejor el funcionamiento del área es preciso saber que:

  • Los recursos del servicio se establecen en función de las variables previsibles de afluencia diarias, semanales, estacionales y epidemiológicas. Aún así, como en todo servicio de urgencias, puede haber circunstancias que alteren estas previsiones y, en consecuencia, los tiempos de espera en determinados momentos pueden ser diferentes a los deseados.
  • Los pacientes son atendidos en función de la gravedad o urgencia de su patología, siguiendo un sistema de priorización (triaje) informatizado y estructurado, según el motivo de consulta y el estado del paciente. Por ello no siempre es coincidente el orden de llegada con el orden de atención al paciente.
  • El servicio dispone las 24 horas del día de apoyo de los servicios de diagnóstico, pruebas complementarias y otros especialistas del centro.
  • Los pediatras de guardia podrán atender telefónicamente cualquier aclaración sobre una asistencia efectuada u orientación al paciente, pero no efectuarán diagnósticos ni aplicarán tratamientos por teléfono.
  • Recuerde que las llamadas telefónicas interfieren el normal funcionamiento del servicio y la asistencia a los pacientes que se encuentran en él, en ese momento.

El área de Urgencias pediátricas dispone de:

  • 6 boxes totalmente equipados
  • 3 boxes de observación
  • Sala de espera exterior propia
  • Sala de espera interior