La Electrofisiología consta de:

  • La Electroencefalografía (EEG) y los Potenciales Evocados, una especialidad que se dedica a la fisiología del sistema nervioso a nivel de la actividad eléctrica. Concretamente, la EEG dedica su actividad a la exploración funcional del Sistema Nervioso Central (SNC) y de las vías nerviosas (somestésicas, visuales, auditivas y cognitivas) tanto en niños como en adultos. Así, la Electroencefalografía registra la actividad bioeléctrica cerebral en diferentes situaciones: reposo, vigilia, sueño, etc.
  • La Electromiografía (EMG), una disciplina especializada que se ocupa de la evaluación clínica y neurofisiológica de la patología neuromuscular y de ciertos aspectos de la patología del Sistema Nervioso Central (SNC). En este sentido, la Electromiografía es una extensión y profundización del diagnóstico clínico neurológico y utiliza los mismos principios de localización topográfica.