Helicobacter pylori: ¿Qué es?

Hace muy pocos años unos investigadores descubrieron la presencia de bacterias en la superficie interna del estómago. Por su forma curva, helicoidal y por su localización en las proximidades del píloro (salida del estómago), denominaron a esta bacteria Helicobacter pylori.

¿Es frecuente?

Es muy frecuente. La presencia de la infección en la población general es muy elevada, en torno al 50%, por ejemplo en Madrid. La colonización gástrica aumenta con la edad.

¿Cómo se transmite?

Todavía no se sabe con certeza, pero conocemos que existe:

  • Transmisión persona a persona (contacto oral-oral): a través de manos, saliva, etc.
  • Transmisión fecal-oral: por agua de suministro público contaminada con productos residuales fecales humanos (infectados por Helicobacter pylori). Esto ocurre en países no desarrollados.

¿Qué síntomas produce?

La mayoría de los pacientes con esta bacteria en su estómago no desarrollan ulceraciones y permanecen sin síntomas. Los pacientes con úlcera duodenal están infectados en un 95% y los pacientes con ulcera gástrica en un 70%.

¿Debe eliminarse la infección por Helicobacter pylori en pacientes con úlcera?

Sí, es muy importante por varias razones:

  • Cura la mayoría de las úlceras
  • Disminuye drásticamente la reaparición de úlcera tras su tratamiento
  • Reduce el número de complicaciones ulcerosas (sobre todo la hemorragia digestiva)
  • Mejora la calidad de vida

¿Cómo se diagnostica?

Cuando se realiza una endoscopia digestiva se puede tomar una muestra del estómago y detectar en ella la presencia de esta bacteria.