Angiodisplasia de colon

La angiodisplasia del colon es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de vasos sanguíneos hipertrofiados y de aspecto varicoso en la submucosa de un segmento del colon, generalmente el ciego y colon derecho. Se da más frecuentemente en pacientes de edad avanzada o que han tomado ciertas medicaciones (como anticoagulantes).

La angiodisplasia se caracteriza por la emisión de sangre por el ano. Dependiendo de la localización y la gravedad del sangrado, la hemorragia puede ser de sangre roja o negra. El paciente puede presentar mareos, pérdida de consciencia e incluso shock después de la hemorragia. El diagnóstico se hace en la fase aguda por arteriografia, y en la fase crónica por endoscopia. Ésta ultima permite localizar la zona de la angiodisplasia y sus características.

  • ¿Cuál es el tratamiento?

La mayoría de las hemorragias producidas por lesiones de angiodisplasia son leves y no suele necesitarse transfusión sanguínea. En algunas ocasiones, las hemorragias son cuantiosas lo que obliga a transfundir sangre e, incluso, realizar una cirugía de urgencias.

El tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación del segmento de colon donde asienta la angiodisplasia (habitualmente el derecho). El abordaje por laparoscopia es el más indicado puesto que se evita abrir al enfermo comportando las ventajas que esto tiene para la recuperación del paciente. Está indicado realizar tratamiento quirúrgico en casos de hemorragias recidivantes o en aquellas situaciones agudas en que se produce una hemorragia masiva que no se puede controlar de otra manera.