¿Cómo debe ser el anticonceptivo masculino ideal?

El invento más importante del siglo XX fue la píldora anticonceptiva femenina. Cambió la sexualidad humana en todo el mundo y favoreció la libertad de la mujer al separar procreación y sexo.

En el hombre actualmente existen dos métodos anticonceptivos válidos: el condón y la vasectomía. El primero tiene los inconvenientes de interrumpir el acto sexual, un elevado índice de fallos y alterar las sensaciones coitales en la pareja. La vasectomía tiene el inconveniente de no ser fácilmente reversible.

El anticonceptivo ideal para el varón debería cumplir las siguientes condiciones:

  1. Independencia del acto sexual.
  2. Aceptable para el hombre y la mujer.
  3. No interferir con la libido, potencia ni actividad sexual del varón.
  4. No tener efectos secundarios a corto ni largo plazo.
  5. No tener impacto en la futura descendencia.
  6. Ser igual o más efectivo que los métodos femeninos comparables.

Sustancias anticonceptivas

     

Agentes hormonales

     

Conclusión