La prevención y control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) son un importante problema de salud pública y su magnitud es un indicador de la calidad y seguridad de la atención sanitaria que prestamos en nuestros centros.

Las IRAS provocan un aumento de las estancias hospitalarias, causan reingresos, aumentan la resistencia a los antimicrobianos y son una fuente importante de complicaciones que pueden provocar más enfermedades e incluso la muerte.

La vía de transmisión más importante y frecuente de las IRAS es por contacto indirecto, mediante material clínico o superficies contaminadas, manos contaminadas que no han sido lavadas o guantes contaminados que no han sido retirados.

22222222


¿Cómo podemos prevenirlas?

La experiencia acumulada muestra que la prevención y control de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria se fundamenta en:

  • un adecuado sistema de vigilancia.
  • la aplicación de cuidados de evidencia probada.
  • un uso adecuado y prudente de los antibióticos.

Los estudios sugieren que la aplicación de estas prácticas preventivas puede conducir a una reducción de hasta el 70% de esas infecciones. Concretamente, se ha demostrado que la aplicación simultánea y combinada de paquetes de medidas o prácticas seguras basadas en la evidencia científica, lo que se conoce en la literatura anglosajona como "care bundles", mejora los resultados en salud (p.ej. programa Neumonía Zero, Bacteriemia Zero, ITU Zero etc.).

Las actividades de prevención y control de infecciones deben aplicarse en todas las áreas del hospital e involucrar a las personas de los diversos departamentos y servicios del centro.

33333333

¿Sabías que...?

Se estima que entre el 5 y el 10% de los pacientes que ingresan en un hospital contraen una o más infecciones.

4. Este enlace se abrirá en una ventana nueva4Este enlace se abrirá en una ventana nueva