Saltar al contenido

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el esquí y el snowboard?

Hace unos días hablábamos de cómo prevenir las lesiones en la práctica del esquí. Hoy el Dr Aleix Vidal nos habla de cuáles son las lesiones más comunes en nuestras pistas.

snow-lesiones

Imagen de Joshua Reddekopp

En la mayoría de las estaciones de esquí se practican diferentes modalidades deportivas: el esquí alpino (desde hace unos años con esquís carver), el snowboard, el esquí de fondo, el freestyle (o esquí acrobático), el freeride, el snowblade y skiboard, además del esquí telemark. Aunque ahora hay más riesgo de sufrir un accidente, las medidas de seguridad en pistas y el material (botas, tablas, casco y fijaciones) han mejorado sustancialmente, por lo que el incremento del riesgo no se traduce en un aumento de la probabilidad de sufrir una lesión.

En el esquí alpino, con esquís carver, son características las lesiones de ligamentos de rodilla, especialmente la rotura de ligamento cruzado anterior, y los traumatismos en el hombro. Son lesiones típicas del snowboard, especialmente en aquellos que se inician en esta práctica, las fracturas de muñeca y los traumatismos acromio-claviculares.

Ninguna práctica es más peligrosa que otra, aunque sabemos que con los snowblade (big foots) es común la fractura de tibia. En todas las especialidades el diagnóstico más frecuente son las contusiones o golpes, pero esto no excluye que según la localización en la anatomía del individuo tengamos algunas lesiones características. Así, son típicas en las extremidades inferiores las lesiones de ligamentos en la rodilla. En las extremidades superiores destacan las fracturas tanto de muñeca como de hombro y las contusiones. Y en la cabeza y/o cara son típicas las heridas.

Capítulo aparte son las colisiones. Cuando se produce una colisión, es difícil diferenciar entre quien la recibe y quien la causa. Y aunque la gran mayoría de estas colisiones son poco graves y se resuelven sin necesidad de ir a un hospital, hay que ser prudente y no querer arriesgar. Siempre es mejor esquiar por debajo de las posibilidades de cada uno.

Y como último, unos consejos para una práctica segura:

  • respetar las señales de pistas
  • respetar a los demás esquiadores
  • cuidar el mantenimiento y condiciones del material
  • regular las fijaciones de seguridad
  • utilizar casco
  • resguardarse del frío y de la humedad
  • mantener una buena condición física
  • hidratarse adecuadamente
  • recibir lecciones para perfeccionar de acuerdo con cada especialidad.
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: