Rinoplastia

RinoplastiaLa rinoplastia es la técnica utilizada para modelar el contorno de la nariz y su función, ya que en la mayoría de casos la alteración de la función (problemas respiratorios) también conlleva una alteración estética. Antes de la intervención, y en función de los objetivos de la cirugía, la Dra. Ana Torres puede determinar el resultado final. A través de esta técnica los pacientes pueden corregir esa deformidad estética y conseguir el aspecto físico deseado, al mismo tiempo que las funciones de respiración quedan resueltas.

¿Cómo se realiza la intervención?

La rinoplastia se realiza con anestesia general y normalmente requiere una noche de ingreso para controlar el dolor postoperatorio y un posible sangrado.

Según el tipo de incisión, la rinoplastia puede ser:

  • Abierta, que implica una incisión en la columela (parte inferior de la nariz)
  • Cerrada, que se realiza a través de la mucosa, con lo que no queda cicatriz visible

En los casos en que el paciente presenta una rinitis funcional, esta mejora mayormente tras la intervención; en los casos en que es alérgica, los días posteriores a la intervención puede verse alterada a causa del edema.

¿Cuándo se pueden apreciar los resultados?

Los resultados se pueden observar a las pocas semanas de la intervención en los casos en que se ha rebajado el dorso o estrechado la nariz. En los pacientes que se han retocado los laterales, el edema de los cartílagos y los huesos de la nariz tarda aproximadamente entre 6-9 meses en desaparecer.

En los casos de rinoplastia abierta se puede apreciar una diminuta cicatriz en la columela, que con el tiempo se hace imperceptible.

Cuidados postquirúrgicos

Tras la intervención debe llevarse una férula durante una semana y aplicar una crema descongestiva y antibiótica 2 veces al día dentro de las narinas, así como realizar lavados suaves para deshacer lentamente las costras internas.

Es recomendable aplicar una protección alta de 50+ spf para proteger la piel de la zona.