Saltar al contenido

Dolor lumbar

La mayoría de las personas tienen al menos un episodio dolor de lumbar en su vida; una condición que suele ser autolimitante y que a menudo se vuelve crónica

lumblagia-aliaga-teknon-barcelonalumblagia-aliaga-teknon-barcelona

El dolor lumbar o de espalda es definido anatómicamente como el territorio comprendido desde la 12a costilla hasta la cresta ilíaca, aunque muy frecuentemente, coexiste y se combina, con dolor en la región de los glúteos. La mayoría de las personas tienen al menos un episodio dolor de lumbar en su vida. Esta condición suele ser autolimitante, pero a menudo, se vuelve crónica. Diversos estudios han reportado que más del 60% de las personas con dolor lumbar mecánico seguirá teniendo dolor o recurrencias frecuentes 1 año después de haberse iniciado dicho dolor. El dolor de espalda es una consecuencia de interacciones complejas que abarca aspectos biológicos, psicológicos y sociales.

Envejecimiento de la población y dolor lumbar

El envejecimiento de la población en los países industrializados parece ser un fenómeno irreversible. El aumento de la esperanza de vida, debido en gran parte a los avances en la atención de la salud, combinado con una drástica disminución de la tasa de natalidad, ha llevado a esta situación. En Europa, la proporción de la población mayor de 65 años era del 10,8% en 1950, del 14% en 1970 y del 19,1% en 1995, y se prevé, que sea del 30,1% en 2025 y del 42,2% en 2050. La proporción de la población mayor de 75 años ha crecido del 2,7% en 1950 al 5,2% en 1995, y se prevé que sea del 9,1% en 2025 y del 14,6% en 2050. Las consecuencias globales de esta distorsión de la pirámide de edad en el desarrollo de la atención de la salud, el acceso y sus costos son enormes. Por ejemplo, el 59% de los residentes de Estados Unidos mayores de 65 años padecen de osteoartritis, que es la principal causa de discapacidad y la causa más frecuente de dolor de espalda y cuello. La osteoartritis es una de los motivos de consulta más frecuente en personas de edad adulta.

El envejecimiento de la columna se caracteriza por dos procesos principales paralelos e independientes que conducen a diferentes situaciones clínicas:

  1. La reducción de la densidad mineral ósea, por lo tanto, la masa ósea.
  2. El desarrollo de cambios degenerativos del complejo discoligamentoso (discos, ligamentos, cápsulas y de las articulaciones facetarias), lo que al final se traduce como trastornos dolorosos e invalidantes.

Trastornos típicos del envejecimiento de la columna

Los trastornos típicos del envejecimiento de la columna que se expresan como dolor de espalda, con o sin síntomas o signos neurológicos, incluyen los siguientes:

  • Enfermedad degenerativa de los discos, osteocondrosis y prolapso/hernia de disco.
  • Enfermedad degenerativa de las articulaciones facetarias resultando en deformaciones articulares, debido a la pérdida de altura del disco, artrosis e inestabilidad secundaria • Espondilolistesis degenerativa con o sin estenosis e inestabilidad espinal
  • Estenosis o estrechamiento espinal: estenosis central, del receso lateral y foraminal debido al estrechamiento de los elementos del canal espinal, seguidamente, de la hipertrofia del ligamento amarillo, las cápsulas articulares y la articulación facetaria por sí misma: morfología patológica que puede conducir a la compresión de las estructuras neurales del canal espinal
  • Deformidades espinales: escoliosis, cifosis e inestabilidad secundaria concomitante y déficit neurológico
  • Osteoporosis con fracturas por compresión, solas o en combinación con defectos degenerativos, que pueden ir seguida de una deformidad secundaria
  • Fracturas patológicas de las vértebras debido a enfermedad metastásica
  • Infección de la columna vertebral, espondilodiscitis y espondilitis.

Debido a esto, en los países desarrollados se han originado las Clínicas del Dolor. Clínicas Multidisciplinarias que cumplen con estándares tanto nacionales como internacionales. Aun así, se estima, que el 40% de los pacientes con dolor agudo y crónico no son bien tratados, y un porcentaje aun mayor, en los pacientes con dolor de origen en enfermedad cancerosa.

Es frecuentemente observado que el dolor se menos trate. Por ejemplo, no es ampliamente apreciado que una simple operación pueda generar un severo Síndrome Doloroso. Recientes investigaciones han demostrado, que aún pequeñas incisiones en la piel, pueden producir alteraciones en la Medula Espinal; a pesar de todo esto, las Escuela de Medicina ofrecen poco entrenamiento en el área.

La epidemia del dolor de espalda

Una editorial del Acta Ortopédica Scandinavica titulado "La epidemia del dolor de espalda" abordó la paradoja médico-social del dolor de espalda: "En los países occidentales desarrollados la discapacidad, debida al dolor de espalda, ha alcanzado una proporción epidémica mientras que el trabajo físico pesado ha disminuido drásticamente".

Tratamiento del dolor de espalda en la actualidad

Hoy es mucho lo que se le puede ofrecer a una persona que padezca de enfermedad dolorosa para que pueda convivir con la misma. Cada día aparecen nuevos medicamentos con mejores resultados y menos efectos secundarios, dentro de los cuales los más utilizados son: Los analgésicos antiinflamatorios no esteroides, ahora más selectivos y tolerables, una amplia gama de analgésicos opioides o relacionados con la morfina donde escoger, según su modo de actuar y duración, y con la innovación, de que se encuentran en el mercado potentes medicamentos de este tipo disponibles en forma de parches que se adhieren a la piel y que tienen una duración de 72 horas, con la ventaja, de que suministran una cantidad fija de la droga en un determinado tiempo sin los altibajos que las otras rutas producen que son , particularmente indicado, para aquellos pacientes que, por alguna u otra razón, no toleran la vía oral o cuando las otras vías disponibles se hacen difíciles o inaccesibles. Otros de los medicamentos que, aunque no se sabe exactamente su modo de actuar sobre el dolor, se utilizan para tratamiento del dolor, son los anticonvulsivantes. Al igual que el grupo anterior, en cuanto al desconocimiento de su forma de actuar sobre el dolor, los antidepresivos son medicamentos de primera línea para este tipo de patología, aún en pacientes emocionalmente no deprimidos; Dosis menores a las utilizadas en enfermedad depresiva son coadministradas conjuntamente con otros medicamentos con efectos bastante alentadores. Dentro de este tipo de medicamentos se encuentran a la disposición un gran número de diferentes compuestos, con los cuales, uno puede hacer una terapia "hecha a la medida "de cada paciente. Simpaticolíticos y relajantes musculares son otras opciones a considerar.

Terapias invasivas como; bloqueos o infiltraciones de nervios periféricos y centrales, puntos gatillos, infiltraciones intra-articulares y bloqueos diagnósticos, son el cada día de una Clínica del Dolor. Técnicas de destrucción de centros nerviosos que poseen receptores o transmisores del Dolor, la radiofrecuencia térmica o mediante el uso del calor, pueden ser realizadas vía transcutánea, así como, la Radiofrecuencia pulsada, con resultados sorprendentes y a corto plazo.

La medicina o terapia regenerativa también está presente en esta patología dolorosa. El objetivo de esta terapia que consiste; en la implantación de células madres (propias o de banco), obtenidas de la medula ósea, dentro del disco intervertebral con la finalidad de restaurar la celularidad discal y de modular la respuesta inflamatoria. Se están haciendo múltiples estudios clínicos con la finalidad de establecer la eficacia, seguridad y confiabilidad de esta terapia.

El Dolor es definido, según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, como: Una desagradable experiencia sensitiva y emotiva asociada con daño actual o potencial a los tejidos. Por lo anteriormente definido, no podemos dejar afuera la terapia psicológica. Biofeedback, técnicas de relajación y todo aquello que tenga que ver con las emociones, así como: La fisioterapia (ejercicio físico), la medicina no tradicional bien concebida (Acupuntura), TENS, medicina física y otras terapias dirigidas al componente sensorial.

Por último, y cuando todo lo convencional ha fallado, tenemos recursos aún más avanzados, dentro de los cuales están los Estimuladores de la Médula Espinal, que no son más que, unos electrodos que se colocan a través de la piel o mediante incisiones quirúrgicas, para ser ubicados finalmente cerca de los grandes nervios. Estos electrodos son conectados a pequeños equipos que transmiten corriente eléctrica con la finalidad de "engañar a los nervios" y producir una sensación diferente a la del dolor que posee el enfermo, pero en muchos casos, más tolerable para el mismo. Otro de los recursos avanzados es el uso de las bombas de infusión de medicamentos, equipos computarizados que son programados para dispensar una cantidad exacta de medicamento en un determinado tiempo. Situación ventajosa sobre todo en pacientes con Dolor Maligno, como el relacionado al cáncer, que con pequeñas dosis en el lugar del cuerpo que esta alojada la enfermedad se puede inclusive abolir el dolor sin la necesidad de recurrir a otras vías o intoxicar o crear un daño mayor que la enfermedad misma.

Esta demostrado que mejorando la calidad de vida del paciente y controlando el dolor, las terapias especificas contra una enfermedad como el cáncer (quimioterapia, radioterapia, etc.) tienen más efectividad y menos efectos secundarios (nausea, vómitos, etc.) que en aquellos enfermos que sufren dolor.

Pero todo esto debe ser dirigido y suministrado por especialistas en esta materia, que traten al paciente en forma conjunta e interdisciplinaria y no de manera aislada, como lo hacemos en la Clinica del Dolor del Instituto Aliaga del centro médico Teknon.

El Instituto Aliaga

El Instituto AliagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva ofrece una gran variedad tratamientos para el control del dolor crónico, desde medicación a medida del paciente hasta procedimientos intervencionistas avanzados.

Literatura consultada:

  • AOSpine masters series. Volume 8, Back pain / Wang, Jeffrey C., editor. guest editors, Jeffrey C. Wang, Claudio Lamartina.
  • Nebojsa Nick Knezevic, Kenneth D Candido, Johan W S Vlaeyen, Jan Van Zundert, Steven P Cohen. Low back pain. www.thelancet.com Vol 398 July 3, 2021.
Insertar comentario

Pide cita sin compromiso

Recibe puntualmente en tu correo, noticias y recomendaciones de salud, para ti y los tuyos.