Saltar al contenido

Cirugía cardíaca sin transfusiones

La cirugía cardiaca sin necesidad de transfusiones es mejor, y puede realizarse con seguridad incluso en pacientes muy complejos.

cirugia-sin-transfusiones-barcelonacirugia-sin-transfusiones-barcelona

¿Por qué Cirugía Cardíaca sin Sangre?

En primer lugar, porque la sangre es un bien escaso. En muchas partes del mundo, la posibilidad de una transfusión no está disponible o no es segura. En los países desarrollados, la transfusión es posible; pero la demanda supera con mucho a la oferta.

En segundo lugar, porque la transfusión como acto terapéutico no está exento de riesgos y posibles complicaciones y tiene un alto coste económico. En el caso de la cirugía cardíaca, existe una gran evidencia de que el paciente que no requiere transfusiones tiene mejores resultados: menor mortalidad, menor número de complicaciones y una recuperación más rápidaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Finalmente, existen pacientes que por sus creencias religiosas, por razones médicas o por convicciones personales, no quieren recibir transfusiones.

¿Por qué se transfunden tantos pacientes?

En ocasiones, la transfusión es imprescindible porque existe una gran pérdida de sangre y de forma muy rápida (politraumatismos, hemorragias agudas…) o porque ciertas enfermedades o tratamientos (cáncer , patologías de la sangre…) favorecen la anemia crónica. Sin embargo, en muchos casos, la transfusión tiene alternativas y la verdadera causa de la transfusión es la mentalidad y el comportamiento del médico y del centro hospitalario.

¿Es posible realizar Cirugía Cardíaca sin Sangre?

Es posible: pero no es fácil. En cirugía cardíaca el sangrado intra y postoperatorio es un serio problema que condiciona que habitualmente, entre un 25 y un 80 % de los pacientes, reciban transfusiones. Tanto es así, que el 15-20% de todas las transfusiones de los hospitales de un país se consumen en la cirugía cardíaca.

Todos los protocolos para evitar las transfusiones en cirugía se basan en tres pilares fundamentales: optimizar al máximo el nivel de hemoglobina preoperatorio del paciente, minimizar las pérdidas y recuperar el máximo de sangre durante la cirugía, y por último, un manejo postoperatorio basado en la optimización de oxigenación tisular y no en las cifras de las analíticas.

Para realizar cirugía cardíaca sin sangre, es necesario un equipo de profesionales altamente cualificado y experto, y un programa de Medicina y Cirugía sin Sangre que cumpla 6 requisitos imprescindibles:

  1. Técnica quirúrgica efectiva, muy cuidadosa y altamente controlada

  2. Un enfoque integral que abarque todas las patologías del paciente y responda a sus necesidades

  3. Una asistencia transversal del proceso, que se inicia cuando el paciente es diagnosticado, que transcurre durante todo el ingreso hospitalario y que tiene una continuidad posterior con controles periódicos

  4. Multidisciplinar: integrando profesionales de especialidades diversas (cirujanos cardíacos, anestesistas, intensivistas, cardiólogos perfusionistas, enfermería, coordinación asistencial, etc...)

  5. Multimodal: aplicando una gran cantidad de medidas terapéuticas dirigidas a evitar la necesidad de la transfusión en los periodos preoperatorio, intraoperatorio y postoperatorio. Eso incluye, evitar la hemodilución, utilizar el " cell-saver " o recuperador celular sanguíneo, recuperar la sangre empapada en las gasas, disminuir el número y volumen de las extracciones, utilización de fármacos procoagulantes etc.

  6. Individualizado: cada paciente es diferente y para cada paciente habrá que diseñar un protocolo de cirugía cardíaca sin sangre a su medida.

patient-blood-managementpatient-blood-management

¿Qué resultados tiene la Cirugía Cardíaca sin Sangre?

La cirugía cardíaca sin sangre puede realizarse de forma eficaz y segura, incluso en pacientes de riesgo elevado y con problemas complejos.

En Centro Médico Teknon, en los últimos 15 años, hemos intervenido 152 pacientes sin sangre con patologías cardíacas muy diversas. El riesgo quirúrgico de esos pacientes era alto (mortalidad esperada del 11.3 %) y 34 de ellos eran pacientes de muy alto riesgo.

En la experiencia murieron 2 pacientes (1,3 % debido a una complicación neurológica y aun fallo multiorgánico) En ningún caso, la ausencia de transfusión causó problemas graves. Las complicaciones postoperatorias fueron bajas, la estancia hospitalaria total fue de 8,2 días y, naturalmente, ningún paciente fue transfundido.

¿Existen centros en España donde se realice Cirugía Cardíaca sin Sangre?

Aunque en España se han operado del corazón muchos pacientes que no aceptan transfusiones en los últimos años, no es fácil encontrar centros o profesionales que hayan desarrollado programas específicos para estos pacientes, y que realicen este tipo de operaciones de forma habitual. Con frecuencia, la situación de respeto a la libertad de elección del paciente a rechazar transfusiones y a la libertad de conciencia del profesional en sus actuaciones médicas, hace muy difícil resolver el problema. En esos casos, el enfermo debe ser derivado a algún centro donde sí puedan ofrecerle la alternativa.

Por otra parte, solamente deberían aceptar este tipo de pacientes aquellos servicios que hayan implementado un programa de ahorro de sangre quirúrgico exitoso y que les permita tener una tasa de transfusión muy baja en el global de sus pacientes.

En nuestro caso, se nos ha reconocido varios años consecutivos como el servicio de cirugía cardiaca español con menor tasa de transfusión, en la auditoría que realiza el MAPBM (Maturity Assessment Patient Blood Management).

Insertar comentario

Pide cita sin compromiso

Recibe puntualmente en tu correo, noticias y recomendaciones de salud, para ti y los tuyos.