Saltar al contenido

Cuídate. Recomendaciones para profesionales sanitarios ante la pandemia por el Covid19

Hace más de 20 años que correteo por los hospitales de nuestro país, primero como estudiante de medicina, luego como médico residente y actualmente como médico especialista en psiquiatría.

medico-muestra-coronavirus-covid19-teknon-barcelonamedico-muestra-coronavirus-covid19-teknon-barcelona

He asistido y tratado a múltiples personas con diferentes dolencias, pero nunca antes había escuchado de manera diaria y repetitiva en la mayoría de las conversaciones entre compañeros de profesión acuñar la segunda persona del imperativo afirmativo de cuidarse, cuídate.

Por primera vez en la historia reciente, el sistema sanitario de nuestro país se ha visto superado por un desbordamiento de la demanda asistencial ocasionada por la pandemia del COVID19. Dicha crisis sanitaria ha cambiado por completo el modus operandi habitual de nuestro hospital. Se ha producido un "reciclaje del profesional" consistente en dejar de ejercer temporalmente tu especialidad para dar soporte a las plantillas asistenciales de Medicina Interna, UCI y Neumología preferentemente. La presión asistencial, explicada como el "pico en la curva de infección" y el desconocimiento de la enfermedad Covid 19, provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, han impregnado en nuestros profesionales un reto asistencial diario y un aprendizaje continuo sobre la fisiopatología y el tratamiento de las complicaciones de la infección. Han tenido que tomar decisiones rápidas, eficaces, consensuadas y adaptadas a cada momento al conocimiento actualizado de la comunidad científica, que les han permitido elaborar protocolos de actuación que han permitido curar a muchas personas.

No en vano, trabajar en unas condiciones excepcionales: EPIS que incomodan la atención y aproximación al paciente, incertidumbre diaria sobre la evolución clínica de tus pacientes, riesgo de infectarte y ser un transmisor a tus compañeros y familiares, tomar decisiones complejas que generan dilemas ético-morales y exponerte al desmoronamiento afectivo familiar de los pacientes que están en aislamiento y se enfrentan a la muerte. Trabajar en estas circunstancias tan excepcionales y asumir una carga de estrés continuado puede provocar la aparición de síntomas de agotamiento físico y mental. A nivel emocional podemos sentirnos irritables, tristes, o experimentar ansiedad e impotencia ante los acontecimientos dramáticos por los que estamos viviendo.

Así pues, PsiquiatekEste enlace se abrirá en una ventana nueva, desde el principio de la crisis sanitaria y bajo el axioma de: "autocuidarse mantiene la capacidad para seguir cuidando a tus pacientes" hemos considerado que ofrecer un apoyo emocional al personal sanitario de la clínica durante esta crisis sanitaria era de vital importancia.

Recomendaciones para el autocuidado durante la pandemia

  • Es muy importante interiorizar que ante nosotros tenemos una maratón cargada de obstáculos y que deberemos ser rigurosos en el cuidado de nuestras horas de descanso, comida y lúdicas. Relajarse y desconectar de la tarea tan ardua no nos tiene que culpabilizar, tenemos que entender que cargar pilas va a ser fundamental para evitar los efectos del estrés continuado.
  • Ante el nuevo escenario de restricciones sociales será interesante que sepamos valorar el tiempo libre que tengamos y decidir cómo ocuparlo con tareas que nos aporten sensaciones placenteras.
  • La comunicación con seres queridos y de confianza permitirá que podamos realizar ventilación emocional e interpretar otro papel que no sea el del profesional al frente de la batalla.
  • Para desactivar los síntomas de estrés será importante realizar: ejercicio físico, meditación, mindfulness o técnicas de relajación diariamente, ya que te ayudarán a vehiculizar la ansiedad o tensión psíquica/física.
  • Compartir, con compañeros de confianza, sentimientos de frustración, sensaciones desagradables, como angustia, hastío o insomnio permite establecer un "estado de covigilancia" entre colegas que facilita el sentirse apoyado, ya que muchas veces los profesionales menosprecian sus sensaciones por ser menores que lo que están tratando.
  • Será muy importante compartir dudas y experiencias profesionales, ya que mantenerte informado te dará seguridad frente a la tarea. Al contrario, será clave evitar la sobreexposición y limitar las fuentes de información que no sean profesionales (televisiva/Twitter/WhatsApp) que serán una fuente incansable y agotadora.
  • Para finalizar, y no será tarea secundaria, agradecer al equipo de compañeros, gratificarles con una sonrisa o con un "saludo con codo" la inmensa tarea y sacrificio que están haciendo, esto incrementará sin duda la sensación de equipo y el bienestar psíquico.

Y si estás siguiendo estos consejos y no te sientes bien, es recomendable consultar con un especialista en salud mental.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Últimos comentarios

Pide cita sin compromiso