Pruebas y ServiciosPruebas y Servicios
Pruebas diagnosticasPruebas diagnosticas

Pruebas y Servicios

Pruebas funcionales respiratorias:

Las pruebas de función pulmonar completas son un grupo de pruebas entre las que se incluyen la espirometría basal, la espirometría post broncodilatador, las pruebas de capacidad de difusión (conocidas como DLCO), los volúmenes pulmonares y la ventilación voluntaria máxima (MVV). Estas pruebas se utilizan para la detección, la caracterización y cuantificación de la gravedad de las enfermedades pulmonares como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras enfermedades que afectan la respiración como bronquitis crónica, enfisema y fibrosis pulmonar.

Además de los beneficios de la espirometría, las mediciones del volumen pulmonar, la ventilación máxima voluntaria y las pruebas de DLCO permiten obtener más información sobre el funcionamiento de los pulmones. Las pruebas de DLCO permiten evaluar la capacidad de los pulmones para transferir el oxígeno a la sangre. Los volúmenes pulmonares indican el volumen de aire presente en los pulmones en cada una de las fases del ciclo respiratorio. La combinación de las pruebas de espirometría, las pruebas de DLCO , los volúmenes pulmonares y la ventilación voluntaria máxima pueden ayudar a identificar enfermedades pulmonares, evaluar los efectos de la medicación en los pulmones y proporcionar un mejor diagnóstico de la gravedad de la enfermedad pulmonar.

Estudio Poligráfico del Sueño en el Domicilio o en el Centro

La poligrafía respiratoria nocturna, es una técnica que se realiza en su domicilio o en el Centro, siendo un método usado para el estudio del ronquido y de la apnea del sueño.

En el caso en que el Estudio poligráfico del sueño se realice en su domicilio, el paciente recogerá un dispositivo en el Centro, y el personal auxiliar le enseñará a colocárselo correctamente. En su domicilio deberá colocarse varios sensores, uno en la nariz para medir el flujo respiratorio y otro en el dedo que deberán registrar la oxigenación en sangre. Los sensores también pueden registrar frecuencia cardiaca y esfuerzo torácico.

Titulación AUTO-CPAP

La titulación es una prueba que se utiliza para conocer si la terapia CPAP (terapia con presión positiva del sueño) tiene beneficios en una persona diagnosticada con apnea del sueño, roncopatía o limitación de flujo.

La prueba consiste en utilizar una máquina CPAP, la cual registra todos los eventos nocturnos, ya sean apneas del sueño, ronquidos, limitaciones de flujo, fugas, etc. Los datos registrados son revisados por un especialista y cotejados con los datos que se desprenden del diagnóstico realizado mediante la polisomnografía. Al comparar ambos informes se puede ver cuál es el efecto de la terapia CPAP en el paciente diagnosticado.

Prick-test (pruebas alérgicas)

Las pruebas cutáneas son un método diagnóstico consistentes en intentar reproducir en la piel una reacción alérgica consiguiendo, por tanto, comprobar a qué sustancias se es alérgico.

Las pruebas de alergia son útiles para determinar el agente que provoca la reacción alérgica a un individuo y así tomar las medidas necesarias de cara a evitar o limitar la exposición a éste o poner al paciente bajo tratamiento farmacológico para controlar los síntomas.

Pulsioximetría

La pulsioximetría es una técnica médica no invasiva que permite medir de forma inmediata la saturación de oxígeno en sangre. Los valores normales de la saturación de oxígeno (se mide en %), oscilan entre 96%-100%. La saturación de oxígeno es la cantidad que se transporta en sangre arterial, es decir, el oxígeno disponible en el organismo. A menor saturación menor cantidad de oxígeno, esto se traduce como hipoxemia y es un dato médico potencialmente grave pues indica falta de oxígeno.

La saturación de oxígeno en sangre se puede medir de forma directa o indirecta. La directa consiste en extraer con un pinchazo una muestra de sangre arterial y analizarla con un aparato, es lo que se conoce como gasometría arterial. La forma indirecta es la que se realiza mediante la pulsioximetría.

El pulsioxímetro es un aparato que consta de dos partes: un emisor de luz en dos longitudes de onda (roja e infrarroja) y un sensor o fotodetector (en forma de pinza o dedal) que se coloca en una parte del cuerpo que sea algo translúcida y tenga un buen aporte de sangre como el pulpejo de los dedos o el lóbulo de la oreja. La luz roja se absorbe por la oxihemoglobina (hemoglobina que lleva oxígeno) y la infrarroja por la Hb no oxigenada.

El pulsioxímetro mide la relación entre las diferentes longitudes de onda de la sangre que pasa por los tejidos- a través de la información que detecta el sensor – y lo traduce en la saturación de oxígeno.

Test de la marcha (caminata 6 minutos)

El propósito de la prueba de caminata de seis minutos (PC6M) es medir la distancia máxima que un individuo puede recorrer durante un período de seis minutos caminando tan rápido como le sea posible. De acuerdo con la velocidad a la cual camina una persona, se determinarán los metros recorridos. La PC6M se lleva a cabo en un corredor con longitud de 30 metros, de superficie plana, preferentemente en interiores y evitando el tránsito de personas ajenas a la prueba. La PC6M evalúa, de manera integrada, la respuesta de los sistemas respiratorio, cardiovascular, metabólico, musculoesquelético y neurosensorial que el individuo desarrolla durante el ejercicio. Esta prueba suele considerarse como una prueba submáxima de ejercicio; sin embargo, algunas personas pueden alcanzar su máxima capacidad para ejercitarse. La PC6M ha mostrado ser de utilidad clínica para la clasificación, seguimiento y pronóstico de los pacientes portadores de diversas enfermedades respiratorias. Además, la prueba permite medir el efecto de intervenciones farmacológicas, quirúrgicas o de rehabilitación sobre la capacidad física de los pacientes. El cambio mínimo clínicamente significativo (CMCS) en sujetos con enfermedades respiratorias crónicas (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, hipertensión pulmonar, enfermedades intersticiales) es de 25 a 33 metros con una mediana de 30 metros.

Cooximetría

La cooximetría es una prueba sencilla, de fácil manejo e incruenta que permite medir la cantidad de monóxido de carbono (CO) en el aire espirado por un individuo. Esta cantidad está relacionada con el hábito tabáquico: existe una relación directa entre el número de cigarrillos consumidos y los niveles de CO en el aire espirado.

El CO producido por la combustión del tabaco se combina con la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre reduciendo la capacidad de transporte del oxígeno de los pulmones a las células del organismo. Por ello, niveles elevados de CO pueden producir enfermedades pulmonares, cardiovasculares y neurológicas.

Los niveles de CO nos permitirán diagnosticar con mayor precisión:

  1. el grado de tabaquismo que un determinado fumador padece.
  2. el riesgo de desarrollar futuras enfermedades.

Por ello, este parámetro puede ser utilizado como factor de riesgo de un fumador.

Representa un parámetro objetivo de medición indicativo.

Endoscopia Respiratoria
La endoscopia respiratoria es una herramienta indispensable en el diagnóstico y el tratamiento de los procesos bronquiales y pulmonares. La broncoscopia facilita el abordaje de los procesos patológicos que afectan a la vía aérea, comprendiendo tanto la vía aérea superior e inferior, como del pulmón y del mediastino.
Su realización, además de permitir una valoración diagnóstica de muchos procesos pulmonares, es esencial en el estudio oncológico del cáncer de pulmón y de otros procesos neoplásicos que afectan al tracto laringo-traqueo-bronco-pulmonar. Gracias a la información, que aporta su práctica, se pueden planificar de forma adecuada los tratamientos multidisciplinarios y logar una personalización de la terapia, eligiendo la más adecuada a cada paciente.
La endoscopia respiratoria no sólo es un procedimiento diagnóstico sino también un instrumento terapéutico. Gracias al mismo se pueden realizar múltiples intervenciones. Entre ellas la colocación de válvulas endobronquiales para el tratamiento del enfisema o las fugas aéreas postquirúrgica. Gracias a la broncoscopia rígida, se pueden tratar tumoraciones benignas evitando la cirugía abierta (toracotomía), estenosis traqueobronquiales inflamatorias y tumoraciones malignas obstructivas o sintomáticas (hemoptisis).


Videobroncoscopia

Es un procedimiento que consiste en visualizar las vías aéreas (laringe, tráquea y bronquios de mayor tamaño) y así poder diagnosticar enfermedades pulmonares a través de la recogida de secreciones respiratorias, tejido bronquial y tejido pulmonar.

Es una herramienta indispensable en el diagnóstico y el tratamiento de los procesos bronquiales y pulmonares. Gracias a la información que aporta su práctica, se puede planificar de forma adecuada el tratamiento específico logrando una personalización de la terapia y eligiendo la más adecuada para cada paciente.

Indicaciones:

  1. Estudio de Enfermedades Infecciosas de origen viral, bacteriano, micótico o por Tuberculosis.
  2. Estudio de Masas y Nódulos Pulmonares.
  3. Neumopatías intersticiales (AAE, Fibrosis Pulmonar, NINE, etc.)
  4. Terapéutico para drenaje de secreciones y permeabilización de la vía aérea en Atelectasias.
  5. Terapéutico para Hemoptisis (expectoración con sangre) así como para identificar el foco de sangrado activo.

Técnicas:

  1. Broncoaspirado para estudio microbiológico y citológico
  2. Lavado Bronquioalveolar para estudio microbiológico, citológico y de poblaciones linfocitarias.
  3. Biopsia bronquial
  4. Biopsia de nódulos endobronquiales
  5. Biopsia Transbronquial para estudio del tejido pulmonar en los casos de neumopatías intersticiales y masas pulmonares
  6. Cepillado Bronquial para estudio citológico
  7. Aspiración de secreciones para pacientes con Bronquiectasias y atelectasias
  8. Control del Sangrado en Casos de Hemoptisis
  9. Intubación complicada guiada por Broncoscopio