Lentes Híbridas

Una lente de contacto híbrida es una lente que combina una lente de contacto rígida en el centro con un borde de lente de contacto blanda.

Estas lentes combinan lo mejor de ambos mundos para ofrecer la visión nítida de una lente RGP y la comodidad y el confort durante todo el día de una lente blanda.

El material rígido del centro optimiza la nitidez de la visión, mientras que la periferia blanda de hidrogel de silicona mantiene la lente bien centrada sobre la córnea, proporcionando una mayor estabilidad y claridad. De hecho, el borde blando ayuda a centrar la lente de contacto sobre el eje visual, disminuyendo así las distorsiones y proporcionando una visión superior con el confort excepcional y duradero de una lente de contacto blanda.

También mejora la salud del ojo porque su centro rígido permite una alta transmisión de oxígeno a los ojos y favorece un mejor intercambio de lágrimas a lo largo del día, favoreciendo la salud de los ojos. Se pueden limpiar y desinfectar fácilmente, no se deshidratan tanto como una lentilla blanda, son fáciles de manipular y duran más que las lentes blandas, lo que las convierte en una opción cómoda, segura y eficaz.

Las lentes híbridas con las que trabajamos en consulta proporcionan compensación óptica para todo tipo de defectos refractivos: Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo, incluso si son muy elevados.