Colelitiasis

colelitiasisLa colelitiasis es la presencia de piedras en la vesícula biliar.

¿Qué síntomas produce?

Muchos pacientes no presentan síntomas y se les diagnostica en un chequeo. En otros los síntomas son muy variados: digestiones pesadas, dolor abdominal intenso (cólico biliar), náuseas, vómitos e incluso fiebre si se asocia infección-inflamación (colecistitis).

¿Cómo se diagnostica?

La prueba más utilizada para detectar problemas en la vesícula biliar y/o en los conductos biliares es la ultrasonografía (ecografía). A veces es necesario realizar un TC o una resonancia magnética si hay sospecha de piedras en los conductos de la bilis.

¿Cuál es el tratamiento?

Siempre que sea diagnosticado de piedras en la vesícula es necesaria una intervención quirúrgica, porque los problemas que se pueden desencadenar pueden ser muy graves e incluso en algunos casos mortales (inflamación grave del páncreas, infección intraabdominal severa e incluso infección sistémica o generalizada). La extirpación de la vesícula biliar se denomina colecistectomía y se realiza por laparoscopia.

La cirugía laparoscópica permite realizar la misma intervención con un menor número de complicaciones postoperatorias, menos dolor y una más pronta incorporación a la vida cotidiana.

A través de una óptica, que se introduce por el ombligo y se conecta a una cámara de vídeo, y con ayuda de unas pinzas, se trabaja en la zona de la vesícula y se extrae posteriormente a través del ombligo. La intervención es exactamente igual que con la cirugía abierta.

El paciente puede estar dado de alta a las 24-48 horas si no hay ninguna complicación y reincorporarse a su vida cotidiana en prácticamente una semana.