Nuevas técnicas

Durante la última década hemos asistido a una revolución tecnológica en el campo de la cirugía oral y maxilofacial. Desde el primer momento, el Instituto Maxilofacial se ha esforzado por incorporar la tecnología médica más vanguardista para proporcionar diagnósticos más precisos, refinar los planes de tratamiento y en definitiva, optimizar los resultados de sus pacientes. Así, el centro cuenta con:

Un escáner de haz cónico de baja radiación o CBCT (Cone Beam Computed Tomography):

tecnologia maxilofacial 2El CBCT que usamos en el Instituto Maxilofacial se caracteriza, como el propio nombre indica, por la forma cónica de su fuente de emisión de rayos X. Gracias a esta particularidad, con una única rotación de 360 grados obtenemos la información necesaria de la zona deseada. Además, destaca positivamente por varias razones: a) baja radiación b) diagnóstico inmediato en 2 minutos c) ahorro de tiempo para el paciente d) escáner abierto.

Un escáner óptico intraoral:

Tecnologia maxilofacial 4Este escáner permite recoger la anatomía tridimensional de los dientes gracias al empleo de tres microcámaras de alta definición. La imagen tridimensional obtenida se fusiona posteriormente con la obtenida en el CBCT, creándose de esta manera un modelo virtual tridimensional del paciente que permite la planificación prequirúrgica con máxima precisión y fiabilidad por parte del cirujano maxilofacial.

Software 3D especializado en cirugía oral y maxilofacial:

tecnologia maxilofacial 3En este software se procesa la información obtenida con el escáner óptico intraoral y el CBCT. Con ello, el cirujano maxilofacial anticipa, planifica y simula una cirugía virtual antes de la cirugía real en quirófano.

Impresora 3D médica:

A partir de la planificación virtual, se fabrican férulas y guías quirúrgicas que permiten trasladar el plan terapéutico virtual a quirófano: férulas que guían la colocación de implantes dentales exactamente en las posiciones planificadas, guías de corte que permiten la resección precisa de un tumor o de una zona anatómica anómala, férulas que corrigen la posición de los maxilares en cirugía ortognática, etc. Además, también se pueden imprimir prótesis e implantes customizados para cada paciente, que permiten restituir un componente facial perdido.

Cuidados postoperatorios especializados:

El Instituto Maxilofacial ofrece a sus pacientes operados atenciones personalizadas con la finalidad de optimizar su recuperación, incluyendo fisioterapia, linfoterapia y máscaras de hiloterapia.