Endoscopia lumbar

Tenemos más de 20 años de experiencia en la cirugía endoscópica de columna. Con una incisión menor de un centímetro, esta técnica permite el tratamiento de hernias discales lumbares y otras dolencias de la columna lumbar bajo anestesia local y con una mínima agresión al paciente.

La cirugía endoscópica de columna se realiza:

  • Bajo anestesia local
  • Con incisiones de sólo 5 mm en la piel en la columna lumbar
  • Es mucho menos agresiva que la cirugía abierta de columna (también llamada micro-cirugía o micro-discectomía)
  • El dolor suele comenzar a remitir a las pocas horas de la operación
  • Permite al paciente regresar a su domicilio antes de 24 horas tras la operación

La cirugía endoscópica de columna permite el tratamiento de:

  • Hernia discal lumbar
  • Protusión discal lumbar
  • Pinzamiento discal lumbar
  • Estenosis foraminal lumbar
  • Canal estrecho lumbar
  • Lumbalgia y cervicalgia
  • Lumbociatalgia y cervicobraquialgia
  • y otras muchas patologías lumbares y cervicales


Endoscopia por vía transforaminal de la columna lumbar

La cirugía clásica de columna realiza amplias incisiones para ver los tejidos a intervenir, controlar el sangrado (hemostasia) y disponer de espacio para los instrumentos. Además, busca quitar la presión de los nervios, a cualquier precio. Esto implica la extirpación de componentes estructurales importantes de la columna vertebral que suelen ser remplazados por varillas y tornillos. En lugar de priorizar la preservación de la función y la movilidad, se piensa que los pacientes se adaptarán a las limitaciones de movilidad y a la función y, en última instancia, se recuperarán bien. Con el tiempo, la sobrecarga de las articulaciones puede llegar a ser dolorosa, y es posible que se requieran cirugías adicionales.

Actualmente, con los avances tecnológicos, se puede intervenir a un paciente a través de una incisión mínima en la piel, visualizando las estructuras y los tejidos a través de fibra óptica en un monitor de TV, sin problemas de sangrado y utilizando finos instrumentos altamente evolucionados. Este tipo de cirugía se denomina "Cirugía Endoscópica de Columna".

Al minimizar la agresión a los tejidos por no precisar "abrirlos" (disección), la recuperación del paciente es mucho más rápida. Además, este tipo de cirugía endoscópica de columna se realiza bajo anestesia local y el paciente suele ser dado de alta hospitalaria y suele llevar una vida normal a las 24 horas de la intervención.

Los tratamientos medicamentosos postquirúrgicos y la consecuente ingestión de fármacos se minimizan o incluso desaparecen en la mayoría de los casos.

Este nuevo procedimiento, debido a la necesaria minimización de los instrumentos, precisa la utilización de técnicas avanzadas como el láser y la radiofrecuencia, entre otras formas sofisticadas de eliminar y remodelar las alteraciones discales de la columna vertebral.

Esta cirugía endoscópica de columna permite un eficaz tratamiento de las cervicalgias, cervicobarquialgias, lumbalgias y las lumbociatalgias. Está indicado en muchos de los casos en los que clásicamente poco o nada podía hacerse desde un punto de vista quirúrgico, por no presentar dolor irradiado a la pierna (compromiso neurológico). El nuevo concepto es tratar el disco inflamado que produce dolor antes de que éste siga degenerando.

Desde una hernia discal, con o sin compromiso neurológico, hasta una estenosis foraminal o una simple protusión que provoque molestias al paciente, se pueden intervenir eficazmente, con estas técnicas mínimamente invasivas, de bajo riesgo y alta calidad de vida para el paciente.


Vídeos de la Cirugía