Fisioterapia, el concepto FPZ

Introducción al FPZ

Los dolores de espalda pertenecen al tipo de dolencias a las que nos tenemos que enfrentar prácticamente cada uno de nosotros en algún momento durante nuestra vida. Estos problemas tienen un impacto negativo en nuestra salud, nuestro rendimiento y calidad de vida.

Estudios científicos del Centro alemán de Investigación y Prevención (FPZ) en Colonia llegaron a la conclusión de que la musculatura estabilizadora de la columna vertebral es la clave para prevenir y eliminar molestias en la espalda. Bajo el auspicio del FPZ se desarrolló en los años 1999 y 2000 un nuevo programa de terapia y entreno de la columna mediante análisis por ordenador, el concepto FPZ.

Concepto FPZ, paso a paso

El concepto FPZ se divide en 3 fases que son aplicadas sistemáticamente una tras otra:

  1. El análisis del estado de cada grupo muscular de la columna (duración: 90 minutos)
  2. El programa de (re)construcción muscular (24 sesiones de entrenamiento de 1 hora)
  3. El entrenamiento para la prevención futura (una sesión regular 15 días con una duración de 1 hora)

Basándonos en los resultados del análisis, el ordenador desarrolla para cada paciente un programa de entreno individual especialmente concebido para él. Mediante análisis periódicos se documentarán los progresos hechos por el paciente y esto permitirá una optimización continua de su entrenamiento.

Todos los ejercicios de entrenamiento son controlados y dirigidos intensivamente por uno de nuestros expertos altamente cualificados, formados especialmente para estos entrenamientos. Este concepto único de atención garantizan eficiencia y seguridad máximas con una mínima inversión de tiempo.

Concepto FPZ, el análisis

Mediante un análisis funcional biomecánico podemos encontrar con máxima precisión los puntos fuertes y débiles de la musculatura que envuelve la columna vertebral del paciente. Estos análisis son posibles gracias a la utilización de tecnología high-tech altamente sofisticada desarrollada en Alemania especialmente para el concepto FPZ.

El análisis se centra principalmente en mediciones precisas de la movilidad de la columna lumbar, dorsal y cervical, además de la fuerza isométricade todos los grupos musculares relevantes para cada movimiento.

Los datos de estas mediciones son comparados, mediante un programa informático especialmente desarrollado, con los datos de una persona ideal sin molestias, equivalente a la misma edad y condiciones del paciente.

Así podemos crear en 90 minutos el perfil muscular de su columna vertebral, algo como prácticamente un electrocardiograma de su espalda. Esto permite una interpretación objetiva y inequívoca del estado funcional momentáneo de su columna vertebral y una planificación precisa del camino a seguir.

Este perfil muscular es el que después dictará la extensión, duración y frecuencia del programa de terapia y permitirá la individualización y adaptación específica de cada ejercicio terapéutico. Gracias a esto podemos dosificar el entrenamiento de terapia como si fuese un medicamento, lo que implica que no habrá gota de sudor, energía, fuerza de voluntad y tiempo del paciente malgastados inútilmente.

Concepto FPZ, el entrenamiento

El objetivo principal del entrenamiento como terapia es la optimización de la musculatura estabilizadora de la columna vertebral, además de la supresión ó reducción de todo tipo de descompensación muscular.

Otro efecto beneficioso alcanzado en el entrenamiento es la estimulación articular, sobre todo en los discos intervertebrales de la columna, gracias a su movilización y carga intermitente controlada por el sistema informático. Este efecto ayuda a estimular el sistema osteoarticular y a recuperar la función de cada unidad vertebral sin inflamar ni sobrecargar los discos (diferencia principal con otros métodos de electroestimulación o similares)

Una de las partes centrales de nuestro entrenamiento de terapia a largo plazo es la activación intensiva de la columna del paciente.

Una mezcla clara y compensada de ejercicios de entrenamiento, entre ellos ejercicios de fuerza mediante los aparatos altamente sofisticados de FPZ, ejercicios de estiramiento y ejercicios para relajar la musculatura lumbar, dorsal y cervical, permiten al paciente una aproximación sistemática a los objetivos establecidos por el sistema en el entrenamiento.

Los métodos terapéuticos del concepto FPZ han sido probados y comprobados durante los 10 años que se han necesitado para desarrollar este concepto de entrenamiento, en más de 3000 pacientes.

El programa de (re)construcción musculoarticular suele comprender 24 sesiones de entrenamiento que se completan en las primeras 12 semanas. El programa de prevención subsiguiente requerirá un mínimo de sesiones, en función de la motivación del paciente y el estado alcanzado después del entrenamiento de (re)construcción. Cada sesión de mantenimiento tendrá 60 minutos de duración.

Como entreno adicional, se han desarrollado programas de gimnasia detallados, fáciles de comprender y que serán entregados al paciente al final del tratamiento.

Concepto FPZ, el efecto

Los participantes en el concepto FPZ observarán una mejora importante en su estado de salud de forma muy variada, independientemente de su edad y sexo.

La fuerza y el rendimiento de la musculatura estabilizadora de la columna vertebral aumenta en los 3 meses de terapia una media de entre un 30 a un 50 por ciento y

la libertad de movimientos del tronco aumenta en todos los ejes de movimiento una media de 7 a 8 grados. El 91 por ciento de todas las descompensaciones musculares se suprimen completamente en 6 meses.

Las molestias existentes en espalda y nuca mejoran en un 93,5 por ciento de todos los pacientes, y a cada segundo paciente como media, le desaparecen completamente todas las molestias.

La calidad de vida aumenta una media de un 22 por ciento, la cantidad visitas al médico por dolores de espalda así como la necesidad de hacer gimnasia terapéutica bajan a la mitad y el consumo de medicamentos se reducen en más de un 50 por ciento.

Control de Calidad

El concepto FPZ sólo es ofrecido por centros de entrenamiento especializados y autorizados de la máxima categoría. Un control de calidad muy estricto garantiza un alto nivel de calidad de los servicios ofrecidos.