Avances en ginecología

Proporcionamos el diagnóstico y tratamiento de las siguientes condiciones ginecológicas comunes:

  • Quistes de ovario
  • Displasia cervical o precáncer del cervix
  • Virus del Papiloma Humano HPV / Vacuna HPV
  • Miomas uterinos
  • Endometriosis
  • Dismenorrea / Dolor pélvico
  • Pérdidas disfuncionales
  • Síndrome de los Ovarios Micropoliquísticos
  • Síndrome premenstrual
  • Necesidades especiales de la paciente adolescente

Cada vez más estamos centrando nuestra atención en las siguientes condiciones, que pueden ser más difíciles de diagnosticar y de tratar:

  • Vulvodinia
    Es una condición que afecta a la vulva causando muchas molestias, sensación de quemazón y escozor en la zona vulvar y la entrada vaginal. No tiene una causa evidente pero se cree que es provocada por una infección inicial en la vagina que luego lleva a una inflamación crónica y a la hipersensibilidad de las terminaciones nerviosas. No hay una única terapia que funcione para todas las pacientes sino que, normalmente, una combinación de tratamientos es necesaria.

  • Disfunción sexual de la mujer
    Esto abarca el trastorno del deseo sexual hipoactivo, dolor en las relaciones sexuales, la falta de excitación, y anorgasmia.

  • Síndrome Genitourinario
    Es un término empleado para describir los cambios que ocurren en la vulva, vagina y sistema urinario durante la menopausia provocados por una deficiencia de estrógeno, que puede causar sequedad significativa, dolor en las relaciones sexuales, y frecuentes infecciones de orina. Es fácil de diagnosticar y de tratar.

  • Laxitud vaginal y rejuvenecimiento vaginal
    El parto vaginal puede causar estiramiento y laxitud tanto en el interior como en la entrada de la vagina. Aunque se trata de un cambio normal, esta relajación puede afectar a las relaciones sexuales de algunas pacientes y sus parejas impidiendo la satisfacción sexual. Cada vez más, las mujeres se preocupan por la apariencia de sus genitales y piden tratamientos para restaurar su aspecto original.
    Los tratamientos incluyen la rehabilitación del suelo pélvico y, más recientemente, el láser vaginal, que estrecha y remodela los tejidos internos y externos, e inyecciones de ácido hialurónico, realizado bajo anestesia local.