Rubor facial

Aplicación de clips sin seccionar el simpático

La demostración de que interrumpiendo el simpático con la colocación de clips se obtienen resultados similares a la sección del simpático, y la posibilidad de retirarlos si se presenta una sudoración compensadora severa, nos ha hecho introducir esta técnica en nuestra práctica diaria.


Técnica-de-colocación-de-clips-sin-seccionar-la-cadena-simpática

Técnica de colocación de clips sin seccionar la cadena simpática

Sudoración compensadora severa: reversibilidad de la simpatectomía

Existe la opción, en casos de sudoración compensadora muy severa, de "reconectar" la cadena simpática utilizando un nervio intercostal, mediante toracoscopia. La experiencia de los doctores Lin y Telaranta (con el que hemos aprendido la técnica) demuestran que en un alto porcentaje de pacientes, después de varios meses de esta intervención, disminuye la sudoración compensadora.

El sonrojo o enrojecimiento de la cara de forma incontrolada se produce por una vasoconstricción de los vasos sanguíneos de la cara. Esto se produce de una forma totalmente involuntaria y quién lo padece ve como se desarrolla un círculo vicioso en el que, cuanto más piensa en intentar evitar estos episodios, más se producen. Asimismo los pacientes que sufren de exceso de sudoración en la cara presentan unos episodios parecidos como consecuencia de una hiperactividad del sistema nervioso simpático, todo ello muy difícil de evitar. Además debido a lo incontrolado del proceso, el tratamiento farmacológico para prevenirlo debería ser continuo y de por vida, no estando exentos de efectos secundarios.

Retirada-de-clip-por-sudoración-compensadora-severa Técnica-de-reversibilidad-de-la-simpatectomia-con-interposición-de-un-nervi

A la izquierda, retirada de clip por sudoración compensadora severa. A la derecha, técnica de reversibilidad de la simpatectomia con interposición de un nervio intercostal

Simpatectomía torácica por videotoracoscopia

Desde hace más de quince años venimos realizando la simpatectomía torácica por videotoracoscopia para evitar el exceso de sudoración en ambas manos y axilas, desarrollando posteriormente el tratamiento del rubor facial. Interrumpiendo la vía nerviosa por la que se propaga el estimulo que produce la sudoración y/o el sonrojo se soluciona de forma definitiva este peculiar problema.

La cirugía videotoracoscópica permite operar sin necesidad de abrir el tórax, realizándose la sección de la cadena simpática a través de un orificio de 1 cm. en cada lado del hemitórax. El procedimiento requiere anestesia general siendo dada de alta a las 6-12 horas, para poder reiniciar la vida normal en uno o dos días.

Los resultados de esta cirugía mínimamente invasiva son excelentes, con desaparición de los síntomas en el 90% de los casos de forma inmediata, presentando asimismo algunos efectos secundarios. Entre ellos se encuentra la hipersudoración compensadora; que es una leve sudoración a nivel de la espalda o los muslos que ocurre en un 40-60% de los pacientes, sin que sea un gran problema, según expresan los propios pacientes. En un 5-8% de los casos puede existir una hipersudoración compensadora importante y el llamado Síndrome de Claudio Bernard Horner que es una pequeña caída del párpado y constricción de la pupila del ojo que suele ser temporal. Otros riesgos de dicha operación son los habituales de cualquier intervención quirúrgica bajo anestesia general, como el sangrado, infección, neumotórax, siendo todas ellas excepcionales.

En resumen la aparición de la cirugía mínimamente invasiva torácica, que no requiere abrir el tórax para su ejecución, ha representado que muchos pacientes con hiperhidrosis palmar, axilar, o con rubor facial puedan beneficiarse de esta técnica quirúrgica menos agresiva con unos excelentes resultados desapareciendo la preocupación por dicho problema.

Artículos de interés