Tratamiento del cáncer de piel melanoma

Los estadios localizados del melanoma tienen unas posibilidades elevadas de ser curados con cirugía. El empleo de ésta para los diseminados se utilizará con intención paliativa, es decir, para disminuir los síntomas.

Cirugía

La lesión primaria debe ser extirpada, incluyendo piel, tejido celular subcutáneo hasta la fascia muscular. Como para obtener el diagnóstico se habrá realizado previamente una biopsia escisional, deberá cortarse por la cicatriz con un margen amplio, hasta tres centímetros dependiendo de los valores pronóstico (fundamentalmente Breslow y Clark).

Para los melanomas menores de 0,76 mm., será suficiente extirpar un margen de 1 cm.

Cuando hay ganglios afectados, deberán ser extirpados. Esto se realizará cuando se evidencie una invasión de los ganglios.

Biopsia de ganglios centinelas

Esta técnica consiste en averiguar qué ganglio es el que drena fluido linfático a la zona del melanoma y analizarlo. Para ello lo que se hace es inyectar una sustancia, coloreada o con un componente radioactivo en la zona del melanoma. Al cabo de un tiempo, se podrá observar coloreado o con el compuesto radioactivo aquel ganglio que haya absorbido la sustancia y que será el que pueda contener mayor número de células cancerosas, si el cáncer se ha extendido. Cuando se ha localizado el ganglio, se toma una muestra y se analiza al microscopio. Si presenta células cancerosas, se extirpará. También se extirparán los ganglios linfáticos restantes de esa zona.

Si se ha evidenciado la existencia de metástasis en otros órganos, puede realizarse una cirugía aunque no tenga como objetivo la curación. A veces la extirpación de metástasis en otros órganos, aumenta el tiempo de vida del paciente o, por lo menos, mejora los síntomas que éste presenta.

Quimioterapia

La quimioterapia sistémica se emplea como tratamiento paliativo de los síntomas.

Se utiliza después del tratamiento de cirugía en algunas metástasis de la piel, cerebrales, intestinales u óseas.

El tratamiento con un solo fármaco o con combinación de ellos es poco eficaz y las tasas de respuesta no superan el 30%. El tiempo de curación es poco. Aún así se siguen realizando investigaciones combinando varios fármacos.

Los medicamentos que se utilizan con más frecuencia son la dacarbacina (DTIC), la carmustina (BCNU), el taxol, el platino, la vinblastina y la vincristina.

Se pueden emplear distintas combinaciones de medicamentos, recientemente se han descrito resultados alentadores con la asociación de DTIC, platino, BCNU y tamoxifeno.

Algunas combinaciones de quimioterápicos se pueden asociar a medicamentos de inmunoterapia como son el interferón, la interleukina-2 y los anticuerpos monoclonales.