Hombro
hombro

Hombro

El diagnóstico y tratamiento se concretan después de una primera exploración y una serie de pruebas diagnósticas

El hombro es la articulación que conecta el tronco con el brazo y está formado por tres huesos: escápula u omóplato, clavícula y húmero. Envuelto por cartílago que permite un movimiento suave e indoloro, el hombro se divide en dos cavidades articulares, el espacio subacromial (dónde se encuentran los tendones del manguito rotador, y cuya función es estabilizar la articulación del hombro al elevar el brazo y realizar la flexión y rotación externa del brazo) y la articulación gleno-humeral (donde se encuentran los ligamentos que actúan a modo de refuerzo y que dan estabilidad al hombro evitando la luxación articular).

Tras una primera exploración, el especialista puede solicitar pruebas diagnósticas (RX, RM, etc.) para concretar el diagnóstico y el tratamiento a seguir en función de si se trata de: