Cirugía de la incurvación del pene

¿Qué es la incurvación de pene?

En el pene normal la erección implica una expansión de todas las capas titulares de forma simétrica. En el pene incurvado existe una asimetría de uno de los cuerpos cavernosos. Por ello se conoce también esta patología como "Desproporción de los cuerpos cavernosos".

En estos pacientes el pene es normal en flacidez, no necesariamente grande, mientras que en erección sí es grande, normalmente 2 desviaciones estándar por encima de las medidas normales (12,9cm ± 2,9cm).

La incurvación puede ser ventral, la más frecuente, en la que el pene se desvía hacia abajo, lateral (más frecuente a la izquierda) o dorsal, más rara.

¿Cuál es el tratamiento?

Se le solicita al paciente que acuda a la consulta con tres fotografías en erección para comprobar el grado de incurvación. La primera foto tomada por el paciente desde arriba (superior) y las otras dos con la cámara a la altura del pene, a un metro de distancia y con el paciente de frente en la segunda (frontal) y de perfil en la tercera (lateral). Existen dos opciones quirúrgicas principales para enderezar el pene:

  • Efectuar incisiones transversales ventrales en el pene colocando injertos dérmicos autólogos para alargar dicha zona ventral
  • Acortar la zona dorsal del pene mediante la extracción de una o más elipses de túnica albugínea que se suturan de manera estanca (procedimiento de Nesbit o corporoplastia).

Nosotros preferimos esta última técnica máxime teniendo en cuenta el tamaño grande de estos penes.

¿Cómo se realiza la intervención?

El procedimiento más practicado es el descrito por Nesbit se inicia, tras rasurado y lavado quirúrgico cuidadoso y colocación de una sonda Foley del 14Ch, con una incisión subcoronal de circuncisión, se profundiza hasta llegar a la fascia de Buck, se descienden todas las capas prepuciales hasta la base del pene. Se provoca una erección artificial con suero fisiológico previa colocación de un torniquete en la base del pene para comprobar el grado e inclinación de la incurvación. Se extirpan sendas elipses del lado opuesto a la incurvación que se suturan de forma estanca con PDS de 4-0. Se comprueba el enderezamiento con nuevas erecciones artificiales. Se cierra la circuncisión con sutura absorbible rápida. Se deja un vendaje compresivo con el pene descansando sobre el abdomen que se retira, junto con la sonda a las 24 horas reemplazándolo por otro a menor presión que permita la micción cómoda.

Intervención Intervención

  1. Erección artificial
  2. Descenso de las túnicas prepuciales
  3. Enderezamiento con pinzas de Allis
  4. Tras resección de elipse albugínea, cierre con sutura continua
  5. Comprobación del enderezamiento final continua

Corporoplastia de Nesbit

Existen numerosas modificaciones técnicas al procedimiento anteriormente descrito, muchas de ellas publicadas para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie que son útiles para la incurvación congénita de pene.

Más información sobre la incurvación de pene

Consulte el apartado Trastornos del pene que causan dificultades en las relaciones sexuales