El hombre y la anticoncepción

Actualmente no existe un método anticonceptivo para el varón cómodo, oral y reversible a voluntad.

Los hombres contribuyeron al control de la natalidad durante mucho tiempo mediante el uso del condón, el coitus interruptus o marcha atrás y el método Ogino o del ritmo. Tras la introducción de la contracepción hormonal femenina dicha contribución disminuyó considerablemente. Hasta la actualidad no existe un método anticonceptivo para el varón cómodo, oral y reversible a voluntad. Se espera el desarrollo de tratamientos hormonales que estarán a punto en una década aproximadamente.

En todo el mundo 600 millones de parejas utilizan algún tipo de contracepción. El condón y la vasectomía representan el 20% de los métodos anticonceptivos. Si añadimos el método del ritmo (Ogino) y la marcha atrás, los métodos anticonceptivos masculinos llegan al 30% del total.

¿Cuáles son los principales métodos?

  • El método de la marcha atrás o "coitus interruptus" constituye el 7% del total y consiste en la retirada del pene de la vagina antes de la eyaculación. Es un método poco efectivo, el porcentaje de fallos por año está entre el 18% y el 23%. No protege frente a las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y puede interferir en el placer sexual de la pareja.
  • El método del ritmo, o del calendario, u Ogino consiste en la abstinencia sexual o utilización del condón practicada en el periodo periovulatorio de la mujer. Este método no protege de las ETS pero es aceptado por las religiones más conservadoras. Es un método de pareja en el que la mujer debe calcular el periodo fértil y el hombre debe abstenerse en el mismo. Presenta un porcentaje de fallos de entre el 20% y el 24%.
  • El condón o preservativo es un método centenario que presentó un resurgimiento en los años sesenta con el incremento de las ETS. El condón interfiere con el desarrollo natural de la relación sexual y puede disminuir las sensaciones coitales. El porcentaje anual de fallos se estima en un 10%, disminuyendo al 4% cuando se utiliza junto a un espermicida. La mayoría de los fallos se producen por utilizarlo sólo en la parte final del coito o por roturas del condón. La mayoría de los preservativos son de latex que impide el paso de las más pequeñas partículas virales. Las desventajas del latex son el relativamente alto porcentaje de roturas, la alergia al latex que se produce en algunas personas y que no se puede utilizar con lubricantes que contengan aceites.

Métodos orales

  • Gossypol: Extraído del aceite sin refinar de semilla de algodón tras comprobar la infertilidad, en China, de los trabajadores de una comunidad agrícola. Presenta graves efectos secundarios en forma de hipokaliemia.
  • Tripterygium Wilfordii: hierba tradicional china, disminuye el número y la movilidad de los espermatozoides. Actualmente en estudio.
  • Testosterona: Administrada en forma intramuscular (250mg/im semanalmente) induce azoospermia a los 90 días de comenzado el tratamiento que se recupera también a los 90 días de suspenderlo. Actúa vía Feed Back negativo en el hipotálamo inhibiendo la LH y FSH endógenas lo que causa una inhibición de la espermatogénesis en las células de Sertoli sin alterar el comportamiento sexual ni la testosterona sistémica. El método de administración lo hace poco aconsejable e incómodo. Se está trabajando en los preparados depot de liberación más lenta que se puedan inyectar cada 2 meses. Existen preparados de testosterona oral en forma de caramelos que se disuelven en la saliva, pero se deben tomar 3 o 4 veces al día para asegurar la esterilidad.
  • Antiandrógenos: No consiguen la supresión total de la espermatogénesis y además inducen disfunción eréctil.

Cirugía de la anticoncepción: la vasectomía

Consiste en la oclusión de los deferentes impidiendo el paso de los espermatozoides. Es un método efectivo, sencillo y permanente, aunque se puede considerar reversible en un porcentaje apreciable de casos mediante microcirugía. Se estima que se han practicado hasta el año 2000 unos 70 millones de vasectomías. Mientras en algunos países (USA, Inglaterra, Holanda, China) es el método más popular, en otros (Japón, Argentina) prácticamente no se practica. En la Chinael porcentaje de esterilizaciones femeninas-masculinas se ha invertido de 3:1 (mujer-varón) a 1:5.

Procedimiento

Consiste en llegar a los deferentes bajo anestesia local a través de una o dos incisiones escrotales, disecarlos, cortar de 1 a3 cm y cauterizarlos y/o ligarlos.

La vasectomía sin bisturí es más rápida, no necesita puntos y tiene menos complicaciones.

La oclusión del deferente mediante la inyección percutánea de silicona o poliuretanos forma un segmento de la luz deferencial ocluido ypotencialmente reversible si se retira. Esta técnica está en estudio en China y Holanda actualmente.

Efectos a corto plazo

Como en toda intervención quirúrgica existen molestias durante y posteriomente a su realización. Realizada por especialistas el porcentaje de complicaciones (hematoma y/o infección) es del 3,1% mediante la técnica tradicional y del 0,4% mediante la vasectomía sin bisturí. En cualquier caso no existen complicaciones graves. Se debe advertir al paciente que debe esperar unos días de leves molestias y que no debe practicar deportes violentos en 15 días.

Efectos a largo plazo

La vasectomía ha sido acusada de favorecer la aparición de esclerosis múltiple, arteriosclerosis y cáncer de testículo. Estas acusaciones han promovido diversos estudios epidemiológicos que nunca han conseguido demostrar la más mínima relación con dichas patologías.

En 1993 se publicaron dos artículos en JAMA relacionando la Vasectomía con un aumento de la incidencia del Cáncer de Próstata. Posteriormente se reunió un comite de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Center for Diseases Control (CDC), Association for Voluntary Surgical Contraception (AVSC), Universidad John Hopkins, Universidad de Harvard, etc., que no encontraron ninguna asociaciónsignificativa entre la Vasectomía y el Cáncer de Próstata, concluyendo lo siguiente:

  • 1. Se debe seguir ofreciendo y practicando la Vasectomía como método anticonceptivo.
  • 2. La Vaso-vasostomía (Cirugía de reversión de la vasectomía) no garantiza la prevención del Cáncer de Próstata.
  • 3. Los Chequeos o Screenings para el Cáncer de Próstata no deben ser distintos para los varones vasectomizados que para los no vasectomizados.

Efectividad y fallos del método

La vasectomía no es efectiva de inmediato. Necesita de 15 a 25 eyaculaciones para quedar libre de espermatozoides. Esto ocurre entre 2 y 3 meses después del acto quirúrgico dependiendo de la frecuencia coital y/o masturbatoria. Un seminograma confirmará la azoospermia tras dicho periodo. La efectividad de la vasectomía es del 99,98%. Existen 4 posibles etiologías de los fallos de la vasectomia.

  • Fallos precoces por efectuar coitos sin protección en el periodo inmediatamente posterior a la vasectomía, cuando aún existen espermatozoides en el eyaculado.
  • Fallos precoces por vasectomías mal practicadas. Frecuente en cirujanos poco experimentados que ligan alguna vena deferenteerencial en vez del deferente. Dichos fallos son detectable en un seminograma.
  • En un 2,5% de los varones incluso 3 meses tras el procedimiento se encuentran espermatozoides en el semen (special clearance). Tiende a desaparecer entre 1 a 3 años. En todos los casos se trata de espermatozoides inmóviles, es decir, con bajo poder de fecundar.
  • Fallos tardíos o recanalización. Depende fundamentalmente de la habilidad del urólogo que realizó la vasectomía y del método de oclusión utilizado (ver posteriormente). Incluso en buenas manos la recanalización espontanea puede ocurrir en un 4 por 10.000 casos.

Reversibilidad de la vasectomía

Diversas circunstancias pueden requerir la reversibilidad de la vasectomía. En nuestra experiencia (150 casos) esto ocurre en un 95% por la existencia de un divorcio y una nueva pareja que desea descendencia. Un 3% por muerte de los hijos tenidos antes del procedimiento y un 2% por motivos religiosos o por cambio del status social.

La vasovasostomía (técnica de recanalización de los deferentes) tiene un 97% de éxitos en los primeros 5 años en cuanto a la presencia de espermatozoides en el eyaculado y un 76% de embarazos por coito. Este porcentaje decrece con el tiempo, así tras 15 años de la vasectomía, la vasovasostomía tiene un 71% de presencia de espermatozoides en el eyaculado y un 30% de embarazos. En todos los casos existe la posibilidad de congelar una muestra de espermatozoides extraidos del testículo en el mismo acto (TESE) para utilizar en una posterior fertilización in vitro con microinyección.

Más información: la vasectomía sin bisturí

Consultar el apartado sobre Cirugía sin bisturí y sin aguja