¿Qué es la fimosis?

Entendemos por fimosis la dificultad o imposibilidad para la retracción de la piel prepucial, esto es, de la piel que recubre el extremo del pene o glande. No debe confundirse con la presencia de adherencias balanoprepuciales (entre la piel del prepucio y el glande del pene) que son muy frecuentes en niños y que son independientes de la presencia o ausencia de fimosis. En algunos niños estas adherencias se acompañan de una estrechez en la piel del prepucio que produce un intenso dolor al intentar retraer esta piel y que en ocasiones hace que los niños cuando pretenden miccionar presenten antes de la salida de la orina una "hinchazón" del prepucio. En casos más leves sólo presentarán dolor al intentar retirar el prepucio para limpiar el glande.

Al nacer la dificultad en retraer el prepucio es la norma en los niños. En los primeros 3-4 años de vida, los detritus epiteliales que se forman entre el glande y el prepucio (esmegma) separan gradualmente las dos estructuras. A los 3 años el 90% de los prepucios descienden totalmente. Menos de un 1% de los varones de 17 años presenta fimosis.

Sólo existe fimosis si la piel prepucial presiona mucho el cuerpo del pene al descender; Si impide destapar el glande o si es difícil volver a cubrir el pene tras el descenso prepucial. Si la piel prepucial baja libremente y no existe presión en erección no hay fimosis. El exceso de piel no es fimosis.

¿Deben operarse todos los niños de fimosis?

     

¿Por qué hay religiones que obligan a operarse de fimosis?

     

¿Se puede solucionar la fimosis sin cirugía?

     

¿Puede aparecer la fimosis de adulto?

     

¿En qué consiste la Circuncisión o postectomía (intervención de fimosis)?

     

¿La circuncisión protege de las enfermedades de transmisión sexual?

     

¿Qué síntomas aconsejan tratamiento en la fimosis?

     

Normas para tener en cuenta antes de la circuncisión

     

Normas para tener en cuenta después de la circuncisión